Germán Alvarez

    Desde muy joven Germán se vio seducido por el mundo de la fotografía, quizás por la afición de su madre. Muy pronto consiguió su primera cámara réflex analógica y se adentró en el mundo del negativo. Con la entrada del mundo digital y la facilidad que este generó para experimentar y seguir avanzando, Germán fue adentrándose más y más en esta pasión sin dejar de investigar y buscar nuevos estilos y perspectivas.
    Desde 2016 cuenta con estudio propio en la población de Alhendín, donde además de realizar trabajos fotográficos, ofrecen un amplio abanico de productos personalizados, consumibles para fotografía, fotodecoración, revelado en laboratorio y la posibilidad de pasar tus fotos en papel en el acto desde un kiosco digital.